Plaza Pablo Neruda 6, 1ºM
15.960 Riveira (A Coruña)
Tlfno. 981 87 04 04
Nº Registro: C-15-002572

Cirugía menor: túnel carpiano

¿Qué es el túnel carpiano?

El túnel carpiano es un canal situado en la muñeca que está formado en la parte posterior por los huesos del carpo y está cerrado por su cara anterior por un ligamento transversal. Por este canal tienen que pasar un total de nueve tendones pero además, tiene que pasar el nervio mediano que aporta sensibilidad y fuerza a la mano


¿Qué es el síndrome del túnel carpiano?

El Síndrome del Túnel Carpiano es la compresión del nervio mediano a su paso por este canal. Esta es una de las neuropatías más frecuentes y mejor conocidas, tiene preferencia por el sexo femenino con una relación de ¼ , y la edad de aparición suele estar entre los 45 y 55 años. Aparece con más frecuencia en la mano dominante aunque a veces la afectación puede ser bilateral.


¿Cuáles son las causas?

Una de las causas principales de la aparición de éste Síndrome suele ser la actividad laboral o deportiva y menos frecuente los traumatismos u otras enfermedades.

1.- Actividades que exigen una fuerza y desvío de la muñeca: carniceros, costureras, conserveras, tapiceros...

2.- Actividades que requieren una importante presión en la palma de la mano como sucede con el manejo de ciertas herramientas: destornilladores, cepillos, raquetas, pulidoras...

3.- Actividades que requieren movimientos repetidos de la mueca y la mano: pintar, trabajos de jardinería, escribir a maquina con un teclado demasiado alto, lavar a mano...


¿Cómo puedo prevenirlo?

Las recomendaciones de NIOSH para controlar el síndrome del túnel carpiano se enfocan en las formas de disminuir posiciones incómodas de las muñecas, los movimientos manuales repetitivos, y reducir la vibración de las herramientas manuales. NIOSH recomienda rediseñar las herramientas o los mangos de las herramientas para que las muñecas del usuario puedan mantener una posición más natural durante el trabajo. Otras recomendaciones constan en el rediseño de las estaciones de trabajo. Otras posibilidades son el alterar el método existente para efectuar una tarea, el proveer más descansos, y el rotar a los trabajadores entre labores. Como prevención, el rediseño de herramientas y métodos es preferible a los medios administrativos como la rotación de empleados.

La frecuencia y la severidad del CTS pueden ser minimizadas mediante programas de entrenamiento que aumenten la conciencia del trabajador sobre los síntomas y métodos preventivos y a través de una atención médica apropiada para los trabajadores lesionados.


¿Cuáles son los síntomas?

Salvo en los casos de traumatismo directo, los síntomas del Síndrome del Túnel Carpiano son de aparición muy lenta e insidiosa. Lo primero que cuentan los pacientes es una sensación de hormigueo sobre todo por las noches. Luego aparece un entumecimiento que poso a poco se va a convertir en un dolor sordo con punzadas en los dedos y en las palmas de la mano. Sí le preguntamos si ha perdido fuerza, nos dirán que no, pero lo que tendrán es dificultad para hacer movimientos finos como es abrocharse en botón, enhebrar una aguja de coser o girar la llave de la puerta de casa.

Conforme progresa la enfermedad, el hormigueo y el dolor despiertan al paciente del sueño nocturno y éste busca alivio dejando colgar el brazo fuera de cama, frotando enérgicamente la mano o bien sacudiéndola. Pero esto solo le proporciona un alivio muy pasajero y termina por levantarse para aplicar baños de agua fría...


¿Exploración?

En la exploración se pueden apreciar cambios de la sensibilidad de los dedos inervados por el nervio mediano. Podemos notar una sudoración excesiva de la palma de la mano. También podemos apreciar un adelgazamiento de los músculos y dificultades para mover el dedo pulgar.


¿Cómo se diagnostica?

Es necesario una detallada historia médica, también como han sido usadas las manos, es importante si ha habido alguna lesión previa. Es posible solicitar una radiografía para descartar otras causas de las molestias, como artrosis o fractura. En ocasiones, si se sospecha una condición médica asociada a este Síndrome (diabetes, artritis reumatoide, enfermedades del tiroides...), se solicitan exámenes de sangre. Se puede realizar un estudio de conducción neurológica y una EMG (electromiografía) para revisar otros sitos de compresión neurológica, así como para evaluar el túnel carpiano.


¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento tiene dos aspectos: el conservador y el quirúrgico.

El primero consiste en la aplicación de unas férulas que inmovilizan la muñeca en posición neutra, se usan durante el sueño o para descansar la mano. También podemos usas medicación antiinflamatoria por vía oral o bien recurrir a la infiltración local con corticoides. 

Cuando el tratamiento conservador fracasa en el alivio de los síntomas hay que recurrir a la intervención quirúrgica para descomprimir el nervio. La intervención es sencilla, se hace con anestesia local y los resultados son muy agradecidos ya que el paciente es capaz de dormir desde la primera noche sin que le molesten los hormigueos.

El objetivo de la cirugía es liberar el ligamento para dejar más espacio al nervio mediano en el túnel carpiano.

La recuperación postoperatoria se consigue entre cuatro y seis semanas, aunque la sensibilidad, la fuerza en la mano y la muñeca puede tarde más tiempo en recuperarse, a veces varios meses. Los síntomas del túnel carpiano pueden no desaparecer completamente luego de la cirugía, especialmente en los casos severos.


Centro Médico Riveira
Plaza Pablo Neruda 6, 1ºM
15960 - Riveira (A Coruña)
Tlfno/Fax. 981. 87. 04. 04
Donde encontrarnos | Visita virtual | Servicios | Especialidades

(c) Centro Médico Riveira 2004 - 2017