Plaza Pablo Neruda 6, 1ºM
15.960 Riveira (A Coruña)
Tlfno. 981 87 04 04
Nº Registro: C-15-002572

Espirometría

Introducción

Mide la capacidad respiratoria de los pulmones, calculando la cantidad de aire inspirado y espirado.

Se utiliza en el estudio de diversas enfermedades pulmonares (asma, broquitis...)


¿Qué es la espirometría?

La espirometría es la técnica que mide los flujos y volúmenes respiratorios útiles para el diagnóstico y seguimiento de patologías respiratorias. Puede ser simple o forzada.

La espirometría simple consiste en solicitar al paciente que, tras una inspiración máxima, expulse todo el aire de sus pulmones durante el tiempo que necesite para ello.  :

La espirometría forzada es aquella en que, tras una inspiración máxima, se le pide al paciente que realice una espiración de todo el aire, en el menor tiempo posible. Es más útil que la anterior, ya que nos permite establecer diagnósticos de la patología respiratoria. Los valores de flujos y volúmenes que más nos interesan son:

1.      Capacidad vital forzada (FVC) (se expresa en mililitros): Volumen total que expulsa el paciente desde la inspiración máxima hasta la espiración máxima. Su valor normal es mayor del 80% del valor teórico.

2.      Volumen máximo espirado en el primer segundo de una espiración forzada (FEV1) (se expresa en mililitros): Es el volumen que se expulsa en el primer segundo de una espiración forzada. Su valor normal es mayor del 80% del valor teórico.

3.      Relación FEV1/FVC: Indica el porcentaje del volumen total espirado que lo hace en el primer segundo. Su valor normal es mayor del 70-75%.

4.      Flujo espiratorio máximo entre el 25 y el 75% (FEF25-75%): Expresa la relación entre el volumen espirado entre el 25 y el 75% de la FVC y el tiempo que se tarda en hacerlo. Su alteración suele expresar patología de las pequeñas vías aéreas.

Su representación gráfica es:

1.      Curvas volumen-tiempo: Aporta los valores del FEV1 y FVC. Permite controlar si fue correcta la prolongación del esfuerzo para el cálculo de la capacidad vital.

 2.  Curvas flujo-volumen: Aporta los valores de FVC y de flujo espiratorio máximo (FEM ó Peak-Flow). Permite controlar el esfuerzo inicial de la espiración máxima.


¿Para qué sirve?

La espirometría se realiza para:

  • Diagnóstico de pacientes con síntomas respiratorios.
  • Valoración del riesgo preoperatorio, principalmente de pacientes que refieran síntomas respiratorios.
  • Valoración de la respuesta farmacológica a determinados fármacos.
  • Evaluación de ciertas enfermedades que presentan afectación pulmonar.

Contraindicaciones de la espirometría

1.   Absolutas:

·                               Neumotórax.

·                               Angor inestable.

·                               Desprendimiento de retina.

2.   Relativas:

·                               Traqueotomía.

·                               Parálisis facial.

·                               Problemas bucales.

·                               Náuseas provocadas por la boquilla.

·                               Deterioro físico o cognitivo.

·                               Falta de comprensión de las maniobras a realizar.


¿Cómo se hace?

1.   Antes de realizarla: explicar al paciente la razón por la que es preciso hacerla y recordarle que no utilice medicación en las 6 horas anteriores a la prueba, si utiliza broncodilatadores de acción corta y 12 horas para los de acción prolongada y metilxantinas de acción retardada. Así mismo no debe fumar ni tomar bebidas con cafeína en las horas previas. También se le advertirá que durante su realización oirá órdenes en tono enérgico.

 

2.   En el momento de llevar a cabo la prueba: el paciente se situará en posición sentada, sin ropa que le ajuste, se le colocará una pinza nasal y se comprobará que la boca está libre de elementos que impidan una buena colocación de la boquilla (por ejemplo dentadura postiza). Se realizará una inspiración relajada pero máxima, al finalizar la cual se coloca la boquilla bien sujeta, y el técnico dará una orden enérgica (¡ahora!, ¡ya!) que indica el comienzo de la espiración forzada, que durará, como MINIMO, 6 segundos, durante los cuales el técnico animará al paciente a continuarla, vigilará que expulse el aire continuamente y asegurará que ésta mantiene un flujo constante.

3.   Cuando finalizarla: la realización de la espirometría se dará por finalizada, cuando se obtengan 3 curvas técnicamente satisfactorias, que serán aquellas que duren más de 6 segundos y con diferencias entre los FVC y los FEV1 de las tres curvas inferiores al 5% o 100 ml. El número máximo de curvas a realizar será de 8-9.

4.   Cálculo de la mejor curva: será aquella en que la suma del FEV1 y de FVC sea mayor.

5.    Cálculo del cociente FEV1/FVC: se realiza utilizando el valor máximo del FEV1 y del FVC en cualquiera de las maniobras técnicamente satisfactorias, y que no tiene por qué corresponder a una misma gráfica.


Centro Médico Riveira
Plaza Pablo Neurda 6, 1ºM
15960 - Riveira (A Coruña)
Tlfno/Fax. 981. 87. 04. 04
Donde encontrarnos | Visita virtual | Servicios | Especialidades

(c) Centro Médico Riveira 2004 - 2017
Diseño web: Argos Galaica